Dos libros para curar el cuerpo y el alma

 portada1portadaLa tanatóloga Stella Maris Maruso devela técnicas y experiencias en sus dos obras “Laboratorio interior” y “Laboratorio del alma”, recientemente reeditadas por Planeta, donde asegura que sanar es regresar a nuestro estado de integridad.

En “Laboratorio del alma” la discípula de la médica suiza Elisabeth Kubler Ross, comenta que ciertos hábitos, creencias y estados emocionales (rabia, miedos, frustraciones, entre otras), pueden desencadenar en reacciones que afecten la química interna y debilitar la salud.

“Los seres humanos poseen la capacidad de generar drogas endógenas para recuperar o preservar la salud. Creo que este libro (lanzado por primera vez en 2009) hizo un aporte significativo en el abordaje biopsicosocial de la enfermedad y de las crisis vitales”, comenta Maruso en su texto.

En “Laboratorio interior”, Maruso explica las ventajas de la psico-neuro-endocrino-inmunología, la disciplina científica que comenzó a aplicar hace 30 años en enfermos terminales con el objetivo de revertir el efecto negativo de la emociones sobre los procesos biológicos.

Maruso narra en esta obra casos de personas que necesitan sanidad física pero también espiritual, en un predio ubicado en Luis Guillón -una especie de paraíso terrenal de estilo zen- junto a un grupo de médicos que se dedican a ayudar los que la medicina tradicional desahució.

Ambos textos cuentan con testimonios de personas que llegaron a ese lugar con una enfermedad terminal y cómo es el acompañamiento de parte de familiares, amigos y profesionales del lugar para que el tránsito de la muerte sea en paz.