Obras de Stella Maris Maruso

El Laboratorio del Alma

Todos disponemos de un potencial bioquímico para crear salud y está en nuestras manos desarrollarlo.

Actitudes, creencias, hábitos y estados emocionales, desde el amor hasta la compasión y desde el miedo hasta el resentimiento y la rabia, pueden desencadenar reacciones que afectan la química interna al optimizar o debilitar nuestra salud.

Desde la psiconeuroendocrinoinmunología, las neurociencias, la epigenética y la biología de las emociones, Maruso se propone llegar al corazón de los lectores para compartir historias de curación de muchos seres que accionaron su laboratorio interior y lograron la sanación de una enfermedad considerada incurable para la medicina.

Éste es un libro para todos: los que necesitan sanar heridas del cuerpo y del alma, los que están atravesando una enfermedad o crisis y los que desean acompañarlos (familia, amigos, médicos), para quienes buscan mejorar su calidad de vida y quienes ansían hallar nuevos rumbos, motivaciones, sentidos o expandir su sensibilidad y su conciencia.

El Laboratorio Interior

Los seres humanos no nacemos para siempre el día en que nuestras madres nos alumbran: la vida nos obliga a parirnos a nosotros mismos una y otra vez.

No hay preparación ni conocimiento que pueda salvarnos de la ansiedad de enfrentar lo desconocido, el miedo al dolor, el riesgo de las decisiones o de tener que atravesar nuestra propia muerte.

No nos sanamos “estando preparados”, nos sanamos enfrentando. Estas Nuevas historias para sanar que merecen ser contadas son relatos de seres que, al enfrentar situaciones límite, se aventuraron a parirse a sí mismos, trascendiendo las fronteras de la mentalidad ordinaria, y que se volvieron extraordinarios al dibujar nuevos caminos para pensar, percibir la realidad, gestionar sus emociones y transformar el sufrimiento en un proceso creativo.

Los protagonistas de estos relatos demuestran que es posible superar la adversidad y salir de ella fortalecidos, incluso regresar a la salud a pesar de haber recibido un diagnóstico para el cual la medicina no les brindaba esperanzas.